jueves, julio 7, 2022

MIGUEL RÍO. Entrenador en el Club de Baloncesto Tres Cantos.

“Nunca caminarás sólo. Siempre tendrás el apoyo de alguien que se esfuerza por ayudarte en todo lo que necesites”.

Es el único en silla de ruedas y, aunque sus jugadores siempre lo han visto con naturalidad, algunos clubes no quisieron contar con él en sus equipos debido a su discapacidad. ‘Nunca caminarás solo’ es su lema motivador y, por eso, se siente respaldado por el club tricantino y la Federación de Baloncesto de Madrid que le permiten sentirse plenamente realizado con una actividad que le apasiona.

¿Cuáles son las dificultades o limitaciones que te has encontrado en tu desarrollo como entrenador? ¿Cómo las has ido superando?

Las principales dificultades que me he ido encontrando en mi trayectoria como entrenador han sido, sobre todo, a la hora de dar explicaciones técnicas. Me generaba mucha inseguridad el que no me entendiesen, pero, gracias a la ayuda de los compañeros del cuerpo técnico, lo he ido superando.

¿Encuentras en la Comunidad de Madrid barreras físicas en los centros deportivos por los que tienes que ir a competir con tus equipos?

Me he encontrado con problemas de barreras arquitectónicas en algunos pabellones, aunque he de decir que cada vez en menos ocasiones.

Para solucionar este problema, la Federación de Baloncesto de Madrid me está ayudando a concienciar gracias a nuevos reglamentos y el cumplimiento estas normativas. 

¿En el desarrollo de tu actividad profesional como entrenador te has sentido alguna vez discriminado por tu discapacidad?

El CB Tres Cantos y la Federación de Baloncesto de Madrid siempre me han apoyado y me han ayudado, a pesar de mis dificultades físicas, para poder realizar mi trabajo. Quiero destacarlo porque hubo clubes que me descartaron por mi discapacidad y, de ellos, siempre he recibido un trato excepcional.

¿Qué sensaciones tenías en tus primeras temporadas en el Club con los chicos que entrenabas, que no estaban acostumbrados a tener un entrenador en silla de ruedas?

Las sensaciones han sido muy positivas, los chavales lo han llevado siempre con mucha naturalidad. Al principio tenían curiosidad y de vez en cuando preguntaban alguna cosa referida a mí discapacidad a la silla, pero tanto los chicos como el Club me aportan todo lo que necesito para sentirme realizado pudiendo realizar esta actividad que me apasiona.

Lo que más me sorprende de mis jugadores es la facilidad con la que aceptan mi discapacidad.

¿Tienes alguna frase motivadora en relación a tu discapacidad para motivar a tus jugadores cuando ves que se rinden ante las dificultades?

Mi frase motivadora es “Nunca caminaras solo” ya que siempre tendrás el apoyo de alguien que se esfuerza por ayudarte en todo lo que necesites. Yo la aplico a mis chavales para motivarles en su trabajo y esfuerzo, pero, afortunadamente, pocas veces se rinden, al revés, siempre quieren competir y seguir mejorando.

LIVE OFFLINE
track image
Loading...
X
Ir al contenido