miércoles, mayo 25, 2022

60 jóvenes y sus familias han solicitado el servicio de apoyo emocional ‘AcompañándoTC’, desde su puesta en marcha en mayo de 2021

Cuatro terapeutas ofrecen asistencia psicológica presencial a los adolescentes y sus familias gracias a este proyecto piloto que trabaja en atención, prevención y tratamiento.

El servicio incluye dos números de teléfono y Whatsapp, 647 36 48 26/30, para que los jóvenes puedan contactar con los terapeutas de una forma más cercana y directa.

Tras detectar trastornos de tipo emocional surgidos a raíz de la COVID-19, ahora, en esta etapa tardía de la pandemia, también se tratan otras problemáticas como las dificultades de socialización.

17 de enero de 2022.-

Es en marzo de 2021 cuando se detecta que la pandemia de COVID-19 ha tenido un efecto negativo en las relaciones sociales, los hábitos de vida y equilibrio mental de los jóvenes y adolescentes de Tres Cantos. Según los informes elaborados por los profesionales que forman parte de la mesa de Salud Infanto-Juvenil, sufren trastornos de tipo emocional: ansiedad, tristeza, pesimismo o soledad y, en algunos casos, incluso autolesiones y trastornos alimentarios.

De esta forma, el Ayuntamiento de Tres Cantos a través de las Concejalías de Educación y Salud Pública, puso en marcha un servicio gratuito municipal, ‘AcompañándoTC’, para prestar ayuda emocional y disminuir el impacto de esta situación sanitaria en los adolescentes de la localidad.

Desde entonces, cuatro terapeutas ofrecen asistencia psicológica presencial a los adolescentes y sus familias, en coordinación con los centros escolares, gracias a este proyecto piloto que trabaja en atención, prevención y tratamiento.

El servicio incluye los números de teléfono y de Whatsapp, 647 36 48 26 y 347 36 48 30, para que los adolescentes y sus familias puedan contactar con los terapeutas, de una forma más cercana y directa, o a través de email en la dirección acompanandotc@trescantos.es

Cerca de 60 jóvenes y sus familias han solicitado este servicio desde su puesta en marcha en mayo del pasado año, prestando ayuda y orientación a varios casos de gran gravedad y crisis familiares agudas, e interviniendo con resultados positivos en intentos de suicidio, conductas autolíticas o trastornos de ansiedad.

Después de seis meses y continuar prestando ayuda también de forma online durante el verano, ya se ha dado de alta a algunos de los usuarios, bajo supervisión de las psicólogas.

Pero lo que fue un detonante con la COVID-19 ha hecho explícita una inestabilidad afectivo-emocional previa, que persiste en un colectivo vulnerable al que es necesario prestar atención porque en muchas ocasiones no disponen de los recursos de gestión emocional necesarios para canalizar sus problemas o frustraciones. Una problemática que, si no es atendida a tiempo y no se trata adecuadamente, se puede cronificar con facilidad.

“Los jóvenes nos están expresando que están sufriendo, que necesitan ayuda y no saben cómo gestionarlo. Por eso es de gran importancia que sean especialistas los que trabajen con ellos y que exista un vínculo, que empaticen, para que haya esa confianza” ha asegurado Marisa Peña, concejal de Educación.

A finales de 2021 se ha conseguido poner en marcha un Grupo Terapéutico de unos 10 jóvenes, con una problemática muy similar, que ha surgido en una etapa tardía de la pandemia: dificultades de socialización y, sobre todo, un gran sufrimiento a la hora de relacionarse con otros chicos y chicas o para asistir a clase.

Una de las claves del éxito de esta iniciativa, que está siendo un referente para otros municipios es la confidencialidad, el anonimato, la gratuidad y la calidad profesional de los terapeutas,  de un gabinete de gran trayectoria y prestigio en intervención juvenil,  “ya que muchas veces las familias, cuando se trata de problemas emocionales no se atreven a cruzar la puerta de un despacho de un psicólogo o a solicitar ayuda a través de los Servicios Sociales municipales” ha señalado Marisa Peña.

LIVE OFFLINE
track image
Loading...
X
Ir al contenido